TEJIENDO REDES DE COMUNICACIÓN FEMINISTA

Beneficios de la lectura, ¿qué leemos? ¿Y cómo?

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Desiré Huerga Ruiz

Desiré Huerga Ruiz

Para escribir bien, es indispensable leer. Además, que esta actividad trae consigo numerosas ventajas en diferentes ámbitos de la vida. ¿Quieres conocer los beneficios de la lectura?

Estoy aburrida, ya he visto todas las series de Netflix y no sé qué hacer

— ¿No tienes un libro a mano para leer? Además, la lectura tiene muchos beneficios

— ¿Leer? Uy no, me da pereza

¿Te suena familiar esta conversación? Lo cierto es que este diálogo se repite una y otra vez, en diferentes partes del mundo y en cualquier idioma.

Debido a la facilidad de acceso que muchas de nosotras tenemos a las redes sociales como Facebook, que están especialmente diseñadas para mantenernos enganchadas, cada vez es menos común que tengamos hábitos de lectura. ¡Pero no está todo perdido!

Asimismo, una buena forma de incentivar la lectura en la infancia, es “predicar con el ejemplo”. De nada sirve hablarles a las infancias acerca de los beneficios de leer, si nos escuchan mantener conversaciones como las de arriba. ¡Aunque también les puedes hablar de este artículo para que lo lean!

Por lo tanto, para que puedas mostrarles todos los beneficios de la lectura, ¡Vamos a analizarlos aquí! Además, también vamos a hacer un pequeño análisis de los hábitos de lectura en pleno siglo XXI y en medio de una pandemia. ¿Te unes a este recorrido?

BENEFICIOS DE LA LECTURA

Al hablar de los beneficios de leer, no podemos obviar que está estrechamente ligado con escribir. De hecho, los orígenes son los mismos, y nos tenemos que remontar varios siglos atrás para dar con sus inicios, que realmente no están al 100% claros. — Si te interesa este tema acerca de la historia de la escritura, puedes leer más en el post titulado “Escribir con teclado vs mano, ¿Qué prefieres?” —.

Pero regresemos al punto que nos interesa el día de hoy. Si preguntáramos en la calle a cualquier persona aleatoria si leer es bueno o malo, estoy convencida de que el 99,9% nos diría que es bueno. Ahora, si preguntáramos que nos contaran alguno de los beneficios de la lectura, ¿Cuál crees que sería la respuesta? La verdad es que mucha gente no sabría dar respuestas.

Pues resulta que se han hecho muchos estudios científicos acerca de los beneficios de leer. Algunos de estos estudios han sido llevados a cabo por prestigiosas universidades. Entre ellas destacan La Universidad de Edimburgo, El King’s College de Londres, La Universidad de Toronto, o La Universidad de Liverpool.

Tampoco hay que olvidar los artículos relacionados con este tema publicados en las revistas científicas Science o Neurology.

Y con todos estos estudios que hay disponibles, aquí algunas de las conclusiones que se han podido sacar acerca de los beneficios de la lectura:

  • Ayuda a retrasar enfermedades como el Alzheimer
  • Mantiene activa la memoria a corto y largo plazo
  • Estimula el pensamiento crítico
  • Perfecciona la capacidad de análisis e interpretación
  • Mejora la creatividad
  • Previene el estrés
  • Ayuda a la concentración
  • Mejora las capacidades lingüísticas, la gramática, la ortografía y la expresión oral y escrita
  • Es una buena forma de adquirir nuevo vocabulario
  • Estimula la empatía
  • Ayuda a mejorar las relaciones personales
  • Es una de las mejores opciones contra el aburrimiento a bajo coste

Y con todos estos beneficios de la lectura sobre la mesa, ¿Qué piensas ahora? ¿Cuál dirías que es la principal ventaja para ti?

EN LA ACTUALIDAD, ¿QUÉ ES LO QUE LEEMOS? ¿CÓMO Y DÓNDE?

Una vez conocidas todas estas ventajas que nos ofrece leer, vamos a ir un paso más allá. ¿Qué leemos en la actualidad? Nuestro contexto, o por lo menos el tuyo — al igual que el mío — que estás leyendo esto y por lo tanto tienes acceso a internet, es muy diferente al contexto de hace 20 años — sin tener que irnos mucho más lejos en el tiempo— . Tampoco podemos olvidarnos de los diferentes contextos del mundo, porque no todas las personas tienen acceso a internet.

Lo cierto es que aunque parezca que los hábitos de lectura han disminuido en los últimos años, la realidad es completamente diferente. De hecho, uno de los estudios más importantes de los últimos años acerca de los beneficios de leer y de los hábitos lectores —el estudio realizado por el Pew Research Center—, nos ofrece datos muy alentadores.

Este estudio, que está realizado en los Estados Unidos, nos cuenta que el 75% de las personas encuestadas han leído mínimo un libro, en el formato que sea, en el último año. Positivamente, la cifra de libros anuales por persona alcanza los 12. Y de estos datos, un 73% corresponde a libros impresos en papel.

Si nos vamos a un perfil más joven, y teniendo en cuenta otros estudios relevantes realizados en Europa, las cifras siguen siendo positivas. En las edades más tempranas la lectura de los libros impresos es más baja, pero se leen revistas y todo tipo de textos en formato digital. Además, los audiolibros también destacan dentro de uno de los formatos más utilizados.

Tenemos que tener en cuenta que con el formato digital, la manera de leer también ha cambiado, y por lo tanto, la manera de escribir. En la escritura digital, por poner el ejemplo de un artículo en un blog, la lectura que predomina es la que tiene formato de F. Por lo tanto, es recomendable olvidarnos de los laaaargos párrafos, y prestarle especial atención al inicio de los textos. Queremos que lo que escribimos llegue a la mayor audiencia, ¿Verdad?

CONCLUSIONES SOBRE LOS BENEFICIOS DE LA LECTURA Y SU CONTEXTO ACTUAL

¡La lectura tiene muchos beneficios! Es una actividad apta y recomendable para cualquier edad, que ayuda en varios aspectos. Desde una gran mejora en la lingüística, y por lo tanto en la escritura, hasta la prevención de enfermedades y la mejora de nuestras relaciones personales, ¡Sin olvidarnos de todo lo relacionado con la creatividad y el pensamiento crítico!

Y aunque parezca que en la época en la que vivimos los hábitos lectores se han disminuido, los estudios científicos realizados hasta la fecha nos muestran lo contrario.

Pero sí ha cambiado la forma de leer y de escribir. Cada vez es más común leer cualquier tipo de texto en formato digital, o escuchar nuestras novelas favoritas en audiolibros.

Así que, todos estos son buenos datos y augurios para que entre todas fomentemos este hábito, y como decíamos al inicio, prediquemos con el ejemplo. 

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram

También te puede interesar: