TEJIENDO REDES DE COMUNICACIÓN FEMINISTA

Esterilización forzada: eugenesia, genocidio y revictimización

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Desiré Huerga Ruiz

Desiré Huerga Ruiz

Hablar de esterilización forzada es poner sobre la mesa las historias de eugenesia, genocidio y revictimización que en muchas ocasiones permanecen ocultas o en segundo plano en los feminismos más mainstream y en los medios de comunicación tradicionales.

Desde los feminismos, al hablar de los derechos sexuales y reproductivos siempre se menciona el acceso a un aborto legal, libre y gratuito para todas. Una lucha de vital importancia, por supuesto, pero que suele dejar de lado otros temas. La maternidad feminista, o situaciones que atentan contra los derechos humanos, como es el caso de la esterilización forzada, son cuestiones a tratar.

Además, es una práctica que en ocasiones está normalizada y es más habitual que lo que podemos llegar a pensar. En algunos casos incluso, para el personal sanitario que ha formado parte del proceso, la esterilización siempre voluntaria. Sí, aunque haya existido coacción, falta de información, o se haya realizado la cirugía bajo los efectos de una anestesia suministrada por otros motivos.

Analizar toda esta problemática es muy complejo y no soy experta en el tema. Pero vamos a empezar poco a poco definiendo varios conceptos para familiarizarnos con la esterilización forzada.

DEFINICIÓN DE ESTERILIZACIÓN FORZADA, EUGENESIA, GENOCIDIO Y MÉTODOS DEFINITIVOS DE ESTERILIZACIÓN

Esterilización forzada

La esterilización forzada o involuntaria se considera cuando no ha habido un debido consentimiento informado, es decir, sin presiones, coacciones y/o violencia mental o física hacia la paciente.

Para que la esterilización sea voluntaria tiene que haber un consentimiento previo, libre, pleno e informado.

Los derechos que se vulneran por la práctica de esterilizaciones forzadas son:

Además, la práctica de esterilizaciones forzadas está considerada como crimen de lesa humanidad — término que definiremos más adelante — por el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Eugenesia

De forma muy muy resumida, la eugenesia o eugenismo es el deseo de manipular la herencia genética y la selección artificial para “mejorar” o “potenciar” los rasgos que tendrán las futuras generaciones humanas, causando al final la muerte de grupos de personas que no entran bajo estos estándares.

Lo que habremos escuchado de forma popular como “mejorar la especie”. Y para ello, una de las maneras de hacerlo es a través del genocidio.

Genocidio

Aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos raciales, políticos o religiosos.

Revictimización

El proceso mediante el cual se produce un daño añadido por parte de instituciones y profesionales encargados de prestar atención a la persona que ha pasado por esa situación. Sucede a la hora de investigar el delito, instruir las diligencias oportunas en el esclarecimiento de lo ocurrido, o cuando se comunica prensa o similares.

Crimen de lesa humanidad

Se consideran crímenes de lesa humanidad — o contra la humanidad — a aquellos delitos, que forman parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil, cometidos para aplicar las políticas de un Estado o una organización.​

Política de estado

Metas a corto, mediano y largo plazo que el Estado fija a través de quienes ejercen la jefatura de Gobierno del Estado, en su caso. Pueden ser muy variables, de acuerdo con el sistema de gobierno, el sistema económico, la filosofía político-administrativa y económica que sustente el Estado a través de sus gobernantes.

Salpingoclasia o ligadura de trompas

La salpingoclasia o ligadura de trompas es un método anticonceptivo que consiste en la sección y ligadura de las trompas uterinas, lugar habitual de la fecundación, que comunica los ovarios con el útero. Se realiza mediante cirugía, y la consecuencia es la infertilidad, generalmente irreversible.

Histerectomía

Una histerectomía es la extracción del útero, ​ ya sea por causas naturales o por causa de una intervención quirúrgica. La pérdida de útero provoca, de manera casi absoluta, la infertilidad.

genocidio eugenesia derechos humanos esterilizacion forzada revictimización

ESTERILIZACIÓN FORZADA EN PERÚ

Aunque no es el primer país en el que se realizan esterilizaciones forzadas como políticas de estado — como en los diferentes genocidios, por poner un ejemplo, el régimen nazi —, lo sucedido en Perú entre los años 1990 y 2000 es una de las historias más mediáticas en referencia al tema.

La comisión del Congreso peruano que en 2002 investigó los casos de anticoncepción quirúrgica concluyó que 314,605 mujeres fueron esterilizadas en el marco del Programa Nacional de Planificación Familiar del gobierno de Alberto Fujimori. Muchas de estas estilizaciones fueron forzadas, teniendo en cuenta la definición que hemos mencionado.

Si tomamos en cuenta los datos oficiales — que no son todos los casos reales — el Ministerio Público de Perú contabilizó que un total de 2,091 mujeres pasaron por esterilizaciones forzosas. En la Fiscalía existen 2,166 denuncias por casos de esterilización no voluntaria. Además, 3,761 mujeres se inscribieron en el Registro de Víctimas de Esterilizaciones Forzadas del Ministerio de Justicia. Este organismo pudo identificar a 5,097 mujeres a las que se les realizaron esterilizaciones contra su voluntad.

Métodos utilizados para la esterilización forzada en Perú

Amnistía Internacional y Cladem han recogido durante años los testimonios de las mujeres que fueron sometidas a esterilización forzada. Entre los métodos utilizados en aquella época por el personal de salud, se destacan los siguientes:

Aunque no es un hecho que haya que exculpar, en todos estos casos, el personal sanitario encargado de convencer y realizar las esterilizaciones forzadas seguía órdenes del Estado para llegar a las “cuotas” establecidas y que su puesto de trabajo no sufriera consecuencias.

No obstante, también hay que mencionar que, incluso durante las audiencias realizadas, algunas de las personas integrantes del personal médico opinan que la esterilización forzada era lo mejor que podían hacerle a todas estas mujeres.

La situación actual de la esterilización forzada en Perú

A inicios del mes de marzo de este año — 2021 — la Fiscalía peruana presentó una denuncia penal contra el expresidente Alberto Fujimori y tres de sus ministros de Salud. Fujimori no presenció  la audiencia virtual, ya que se encuentra en prisión desde 2009, con una condena de 25 años debido a las graves y masivas violaciones a los derechos humanos cometidas durante su periodo de gobierno.

Para las mujeres que fueron sometidas a esterilización forzada, la denuncia contra el expresidente es un rayo de luz después de más de 25 años pidiendo justicia.

ESTERILIZACIÓN FORZADA EN LOS CENTROS DE DETENCIÓN PARA PERSONAS MIGRANTES EN ESTADOS UNIDOS

A partir del pasado septiembre de 2020 empezaron a denunciarse casos de esterilización forzada en el centro de detención para personas migrantes de Irwin, Georgia.

Los casos empezaron a salir a la luz y muchas mujeres denunciaron las esterilizaciones a las que fueron sometidas después de que una enfermera denunciara la práctica de histerectomías sin consentimiento en dicho centro. Junto con varias organizaciones, se presentó una denuncia contra el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas — ICE — ante el Inspector General del Departamento de Seguridad Interna.

Actualmente — marzo 2021 — estas prácticas se encuentran bajo la investigación de diferentes entidades, como la Comisión Internacional de los Derechos Humanos — CIDH —.

esterilización forzada o forzosa
Centro de detención para personas migrantes de Irwin, Georgia

PRÁCTICAS DE ESTERILIZACIÓN FORZADA EN MÉXICO

México está adherido y ha ratificado, desde 1979, todos los acuerdos de laCEDAW — Comité para la eliminación de la discriminación contra la mujer —. La eliminación de la esterilización forzada es uno de los acuerdos.

Si hablamos sobre la ley, en México la esterilización forzada se encuentra tipificada como delito en el artículo 199 del Código Penal Federal, así como en los códigos penales de 15 entidades federativas. Sin embargo, está descartado como delito en 17 estados de la república.

Comienzan las denuncias sobre las esterilizaciones forzadas

Desde finales de los años 80 se inician las denuncias del incremento de las esterilizaciones en México, como es el caso de un documento elaborado por la Liga Mexicana para la Defensa de los Derechos Humanos.  En dicho documento se denuncia que en México 528,000 mujeres fueron esterilizadas sin haber recibido información sobre métodos anticonceptivos.

Se estimaba que de un total de 2,300,000 personas esterilizadas, 1,000,000 no firmaron consentimiento. Es más, una de cada seis no recibió consulta médica previa —  en este caso hablamos de hombres y mujeres —.

Además, hay que tener en cuenta que la práctica en alza de histerectomías no se contabilizaba como esterilización forzada. Esto es porque, aunque la consecuencia de dicha cirugía sea la esterilizada, no está considerada un método de planificación familiar.

En dicho informe también se menciona el incremento de cesáreas. En la década de los 70 correspondían a un 3% del total de los partos, mientras que pocos años después supusieron un 35%. Este incremento se debe al uso de la cesárea, junto con la anestesia, para practicar esterilizaciones.

Métodos utilizados para la esterilización de mujeres indígenas en México

También cabe señalar, que en muchas ocasiones a las mujeres que se realizan una citología vaginal, se les coloca un DIU como método anticonceptivo, sin su consentimiento ni conocimiento.

Las prácticas de esterilizaciones no voluntarias se realizaban — y se realizan — en mujeres indígenas, como una política de estado eugenésica. Entre los métodos que se utilizan para llevar a cabo estas prácticas destacan:

Más información acerca de los programas “Progresa” y “Procampo”.

Algunos datos sobre las esterilizaciones no consentidas

Un estudio realizado en el 2012 por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres  — Conavim —, reveló que el 27% de las mujeres indígenas usuarias de servicios públicos de salud que habían sido esterilizadas, no habían participado en la decisión de llevar a cabo dicho procedimiento.

UNA BREVE REFLEXIÓN ACERCA DE LA IMPORTANCIA DE PALABRAS A LA HORA DE HABLAR DE ESTERILIZACIÓN FORZADA Y LA REVICTIMIZACIÓN

Me parece de vital importancia hacer una pequeña reflexión para hablar de la importancia de las palabras, y más al analizar un tema tan relevante como las esterilizaciones forzadas.

No existe mucha documentación, estudios y/o análisis que hablen de la situación de las mujeres que han sido sometidas a esterilización forzada. Pero en la mayoría de textos que se pueden leer es innegable que la posición desde donde se narran las historias es desde el privilegio, revictimizando a las mujeres.

Esta narrativa también se intensifica con el uso de las imágenes elegidas.

Personalmente, al escribir, no solo de este tema, sino de forma general, intento evitar ciertas palabras revictimizantes. Una de ellas es la palabra víctima en sí misma, y la palabra superviviente tampoco es de mi agrado. También esquivo el verbo sufrir, y más bien prefiero hablar de “mujeres que han pasado por una situación de violencia machista” y similares.

Paternalismo, condescendencia y racismo en las narrativas

Pero regresando al tema que nos ocupa, en la mayoría de las narrativas que he leído, se utilizan de forma paternalista — y racista — términos como “gente del campo”, “mujeres inocentes”, “no tenían conocimiento”, “desconocimiento de lo que estaban haciendo”, “mujeres vulnerables y de bajos recursos”, etc.

Utilizar estos términos solo revictimiza la situación por la que han pasado estas mujeres. Se perpetúan los estereotipos de que las mujeres indígenas son personas ignorantes de quienes se puede abusar con facilidad y que carecen de los conocimientos mínimos para hacerse respetar en sus derechos. Esto es racismo

Y la realidad es que son mujeres a las que se les atraviesa un crimen de estado eugenésico.

Como último aporte, me gustaría mencionar el término “personas vulnerables”. Hace pocos días leí en Instagram — no recuerdo la fuente — que en vez de hablar de personas vulnerables y situaciones vulnerables, deberíamos hablar de personas y situaciones vulneradas. ¿El argumento? Se les vulnera desde el exterior, desde el sistema, desde los estados.

Las palabras importan, las narrativas y como se cuenta puedan hacer un cambio necesario. Utilicemos nuestros discursos, porque ya saben, lo personal es político.

FUENTES Y RECURSOS UTILIZADOS

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram

También te puede interesar: